No existe oposición a una normativa nacional que establece la obligatoriedad de la mediación con carácter previo al ejercicio de la acción judicial en los litigios de consumidores

El TJUE ha dictado sentencia en el asunto C-75/16 Livio Menini y Maria Antonia Rampanelli c. Banco Popolare Società Cooperativa. En su sentencia el TJUE hace una interpretación de la directiva sobre los litigios en los que son parte los consumidores. El Tribunal de Justicia señala que, en los procedimientos de resolución alternativa de litigios establecidos por dicha directiva, el carácter voluntario reside no en la libertad de las partes de recurrir o no a este proceso, sino en el hecho de que las partes se responsabilizan de él y pueden organizarlo como lo deseen y darlo por terminado en cualquier momento. Así pues, lo relevante no es el carácter obligatorio o facultativo del sistema de mediación, sino el hecho de que, como prevé expresamente la Directiva, se preserve el derecho de las partes a acceder al sistema judicial.

A este respecto, el TJUE declara que la exigencia de un procedimiento de mediación con carácter previo al ejercicio de las acciones judiciales puede ser compatible con el principio de tutela judicial efectiva si concurren determinados requisitos que compete examinar al juez nacional. Tal es el caso, en particular, cuando dicho procedimiento 1) no conduce a una decisión vinculante para las partes, 2) no implica un retraso sustancial para ejercitar una acción judicial, 3) interrumpe la prescripción de los correspondientes derechos y 4) no ocasiona gastos significativos, siempre y cuando 5) la vía electrónica no constituya el único medio de acceder al procedimiento de conciliación y 6) sea posible adoptar medidas provisionales urgentes. En esas circunstancias, el TJUE concluye que el hecho de que la normativa italiana no sólo haya establecido un procedimiento de mediación extrajudicial, sino que, además, haya dispuesto la obligatoriedad del recurso a éste, previamente al ejercicio de una acción judicial, no es incompatible con la Directiva.

En cambio, declara que una legislación nacional no puede exigir que un consumidor que participe en un procedimiento de resolución alternativa de litigios tenga la obligación de ser asistido por un abogado. En último lugar, el TJUE declara que la protección del derecho de acceder al sistema judicial implica que la retirada del consumidor del procedimiento de resolución alternativa de litigios, medie o no una causa justificada, no debe tener en ningún caso consecuencias desfavorables para éste en las etapas sucesivas del litigio. No obstante, el Derecho nacional puede imponer sanciones cuando las partes no participen en el proceso de mediación sin que exista una causa justificada, siempre que el consumidor pueda retirarse de él una vez que se haya celebrado el primer encuentro con el mediador.

La Corte de Arbitraje del Colegio de Abogados de Jaén firma un convenio con el Centro de Mediación y Arbitraje de Rabat (Marruecos)

La Corte de Arbitraje del Colegio de Abogados de Jaén ha firmado un importante acuerdo de colaboración con el Centro Internacional de Mediación y Arbitraje de Rabat (Cimar). El acto ha contado con la participación del presidente de la Corte de Arbitraje jiennense, Javier Carazo, y  Hassan Chiahni y Ahmed Bensand, representantes de la entidad marroquí en España. Las cortes de arbitraje son instrumentos que facilitan la resolución extrajudicial de conflictos de forma rápida y más económica para los ciudadanos y empresas.

En su intervención, Javier Carazo ha señalado que el Colegio de Abogados de Jaén “ha estado mucho tiempo en búsqueda de este acuerdo que por fin se ha suscrito hoy. Es un paso muy importante para fomentar el arbitraje entre dos países tan cercanos y poder compartir conocimientos en materia de legislación”. Por su parte, Ahmed Bensand ha agradecido al Colegio jiennense su disposición para suscribir este acuerdo de colaboración internacional. “Esta nueva herramienta le va a venir muy bien tanto a  empresarios españoles que cuentan con negocios en Marruecos como a empresas marroquíes que quieran instalarse en España”, explica, a la vez que ha planteado la posibilidad de intercambiar árbitros entre las dos cortes.

2017-06-22 Convenio Corte Arbitraje_1La Corte de Arbitraje del Colegio de Abogados de Jaén se constituyó hace dos años y, en la actualidad, se está llevando a cabo una campaña para dar a conocer su funcionamiento entre la sociedad jiennense. En los últimos meses se han celebrado reuniones con Secot y Asostel, y se han organizado acciones divulgativas para dar a conocer las ventajas del Arbitraje. Carazo destaca que el Arbitraje es un mecanismo extrajudicial para la resolución de conflictos que presente numerosas ventajas, especialmente para las empresas. Por una parte, los árbitros son profesionales muy cualificados y con una gran experiencia profesional que suponen toda una garantía para las personas o entidades que recurren al arbitraje. Además, se trata de un proceso mucho más rápido que la Justicia ordinaria y con menos coste económico.

lee la noticia en todo su contexto